miércoles, 8 de abril de 2015

¿Sabia Mario Torres el pacto secreto de Ciuca con el CCN?

La información avanzada por el diario digital Canarias Ahora sobre la incorporación del CCN al engendro político-empresarial de los pensionistas Bravo y Reyes está disparando todo tipo de especulaciones, llegándose a insinuar en corrillos políticos que esa podría ser una de las razones por la que Mario Torres dio un paso atrás en su carrera electoral, como candidato a la alcaldía por el CCN.

                                                                       
El CCN se une a la nueva empresa compuesta por políticos del siglo pasado, con lo peor de cada familia


El comunicado del comité local del CCN de Telde pidiendo a su partido "independencia" y "rechazando la alianza electoral con Ciuca" es cuando menos insuficiente, porque es obvio que estamos antes hechos consumados y la incorporación del CCN al contubernio con los políticos del siglo pasado se ha materializado de espalda a los afiliados y simpatizantes de la organización. Aunque mucho me temo que la foto que materializa el contubernio ya estaba fraguada con el CCN, porque este engendro político empresarial se viene cocinando desde hace meses. Si para muestra un botón, parece cuando menos sospechoso que cuando se produjo la primera foto con Compromiso en Las Palmas, ya apareciera Paco Pérez con el logotipo en la mano y el nombre de la alianza electoral, que adelantamos en primicia en este diario, el 12 de marzo, e incluso tuvieran claro los cientos de miles de euros que iban a disponer para la campaña.

En el pecado lleva el presidente insular del CCN la penitencia si subestima la inteligencia de la ciudadanía que no perdonará a Juan Martel que se preste por acción u omisión a un juego político sucio de una alianza política empresarial que solo persigue espurios intereses, crispar, dividir a la ciudadanía y volver con  el manido pleito insular y el discurso de la doble capitalidad, que evocan a los inicios de Ciuca en Telde, allá por el siglo pasado, pidiendo la independencia de Jinamar y su declaración como municipio.

 

Me queda claro que en la casta política en Telde se le tiene miedo insuperable a Guillermo Reyes y su banda, al extremo de que Guillermo acusa en pleno a Juan Martel de corrupto, pone en tela de juicio la honradez del gobierno hablando de cheques en blanco, dando nombre y apellidos, sin que como es de rigor, se desmienta y se interponga acciones judiciales por unas acusaciones tan graves, como que Juan Martel favorece al empresario Paco Oliva, en la aprobacion del PGO a cambio de 3 millones de euros. Y Martel se lo envaina, como quién ve llover. Y el gobierno traga, traga y traga, convirtiéndose en cómplice de Juan Francisco Martel. Ya lo dije en una opinión anterior, cuyo enlace adjunto, si Juan no se querella contra Guillermo será o porque es verdad la acusación de Guillermo o porque le tiene un miedo insuperable. O por las dos cosas.

                                                                         

Si la torpeza de Martel es grande no es menos la del gobierno que le sustenta, que permite que un concejal reprobado por usar la política y la justicia con fines maliciosos y torticeros enfangue la imagen de la corporación con unas acusaciones públicas realizadas en un pleno, con una cobertura mediática sin precedentes, radio, prensa y televisión. Porque si Martel se benefició con 3 millones de euros favoreciendo a un empresario, deja abierta la posibilidad de que otros miembros del gobierno también estén pringados y que esa sea la razón de que no interpongan acciones judiciales para reponer su honor, cuando estos gobiernos se han gastado casi 5 millones de euros en abogados externos en mariconadas para perder todos los pleitos. De lo que no me cabe ninguna duda es que de haberse producido el escándalo al revés. O sea, que fuera Martel el que acusara a Guillermo de corrupto, tendría garantizada la querella criminal por injurias graves y calumnias con publicidad, en un pleito judicial ganado de calle (a menos que se pueda demostrar la acusación) que podría representar además de la reparación de la imagen de la corporación una indemnización millonaria, porque si a mi me condenan con 10.000 euros por llamarle paladín a Guillermo, ya se pueden imaginar si le acuso de corrupto y de haberse agenciado 3 millones de euros de un empresario, y además, lo hago en un pleno petados de medios de comunicación, con cámaras de televisión y emisoras de radio, retransmitiendo en directo.

video
                                                                                        

Ya les digo yo cual sería la actitud de Guillermo Reyes y de cualquier persona en su sano juicio mental si hubiera sido el receptor de esa acusación tan grave en un pleno municipal. Primero, solicitar al secretario de la corporación copia literal de las manifestaciones para protocolizarlas, segundo; solicitar copia de la grabación y emisión del pleno a las emisoras de televisión y radio que la retransmitieron; tercero, protocolizar esas graves acusaciones en los medios digitales que se hicieron eco de la información.

El gobierno ni Martel no solo hicieron lo que debían hacer en la linea de reprobación institucional que ellos mismos aprobaron contra este tipo de prácticas mafiosas, sino siquiera elaboraron un comunicado de apoyo, defensa al concejal, de repulsa y desmentido por las graves acusaciones a un miembro del gobierno, quedando impune las acusaciones de corrupto a un teniente de alcalde del gobierno de Telde.

                                                                                 
No me extraña que Guillermo se crea un pistolero del oeste, se crezca anta tanta mediocridad de una casta política acomplejada, llena de traumas, fobias y miedos, por temor a caer en caer en las garras de sicarios que ejercen de terroristas mediáticos, en el eje del mal, subvencionado,  en nómina, de rodillas y al dictado del concejal querellas.