jueves, 25 de febrero de 2016

De cuando Guillermo Reyes descansó . . .

                                                                              

EDITORIAL.
Manuel Ramón Santana


El director de TeldeActualidad, Carmelo Ojeda, el portavoz de la plataforma social, Telde Responde Ciudadanos, Arístides Rodriguez, mi querido primo, Agustín Cabrera, director de Teldeenfiestas, entre otros muchos, me advirtieron hace tiempo, que el concejal Guillermo Reyes les había dicho y comentaba en todos los corrillos que "no descansaría hasta meterme en la cárcel" y todos los indicadores sugieren que se saldrá con la tuya y por tanto descansará

                                                                         


Lo intentó sin éxito con Ildelfonso Jimenez y con Paco Santiago, y sólo consiguió meter preso a su testaferro, aunque hay que reconocerle el mérito que al menos logró apartarlos de la vida política, aunque de poco le ha servido, porque al gobierno de Telde han vuelto sus herederos, que resarcieron en parte a sus compañeros consiguiendo la reprobación institucional de Guillermo Reyes en sesión plenaria, por "usar la justicia de forma maliciosa y torticera de forma partidista para defender sus intereses". 

                                                                               

Unos meses después me he convertido en la diana del matón de barrio, porque todo parece indicar que lo conseguirá conmigo, a tener de las noticias que me traslada mi abogado penalista, que tiene recurrido mi ingreso en prisión, tras la condena por injurias en la cacería política judicial de la que me vengo defendiendo la última década, del concejal Guillermo Reyes y sus colaboradores necesarios, entre otros, su sicario Carmelo Martín su tonto útil a quién utilizó de testigo contra mi, en su penúltimo juicio, celebrado hace unas semanas en la Ciudad de la Justicia, no consiguiendo que compareciera otra testigo de cargo contra mi, la querida compañera, Maribel Castro que en un gesto que le honra declinó sumarse a la cacería no dejándose utilizar ni doblegar a las presiones del concejal querellas.  

                                                                               
                                                                             
GUILLERMO REYES, MENTIROSO POLÍTICO COMPULSIVO
                                                                              
                                                                             
El concejal Guillermo Reyes no sólo miente de forma compulsiva en sede judicial, como pueden comprobar en la historia del caso paladín en teldelibredigital con audios y videos, también lo hace en los medios de comunicación sin ruborizarse afirmando que ya no será el justiciero, o sea, el concejal querellas y que retiraría todas las acciones judiciales que había iniciado en su cacería política-judicial, cuyos honorarios de abogados y procuradores pagamos los contribuyentes de Telde, cuando la realidad es que cuando hizo esas declaraciones se mantenían múltiples querellas criminales, entre otras, unas cuantas contra mi y el director de Onda Guanche, Florentino López Castro.  

                                                                             

De hecho, de los casi cinco millones de euros que nos han costado los abogados contratados por el ayuntamiento de Telde, el equipo jurídico que ha usado para su defensa, Guillermo Reyes ha cobrado cientos de miles de euros de las arcas municipales, o sea, del dinero de nuestros impuestos, para defender al concejal inmaculado y sin tacha. El santo job de la política de Telde.

                                                                          


O sea, que el valiente concejal querellas dispara con pólvora ajena, con las perras de los contribuyentes de Telde, que además le pagamos el sueldo, dietas, coche y chófer oficial, teléfono móvil e internet. Los pájaros contra la escopeta. 

                                                                             
MATAR AL MENSAJERO

                                                                        








Es para pensar que el concejal Guillermo Reyes me haya interpuesto 6 querellas por comentarios en el facebook sobre su gestión política y sin embargo, manifieste una cobardía supina para hacer lo mismo con quiénes le imputa públicamente hechos delictivos, por ejemplo, su compañero concejal y diputado regional, Pablo Rodríguez o por citar otro ejemplo, el empresario, Julián Gómez del Castillo que le acusa a el, entre otros, de banda mafiosa de criminales calificando de "clan" al partido de Guillermo Reyes.


Conviene recordar que entre quienes le ha dado "pal" pelo a Guillermo Reyes es el empresario Gonzalo Cáceres, a quién amenazó con querellarse, pero tal como había adelantado Cáceres, no se atrevería hacerlo.

                                                                                   



LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ

                                                                               


Si como todo parece al final ingreso en prisión será una experiencia, un honor, un inmenso honor. El balance de mi vida, con sus miserias y grandezas es altamente positivo. La historia me absolverá.

                                                                                   
                                                                                                                                                              
Cuando Guillermo Reyes llegó a la política yo lleva mas de 20 años de comunicador en radio y prensa, (1977).

                                                                             

Con todo, el orgullo que llevo con mayor sentido intensidad en mi memoria es haber salvado la vida a mas de 10 personas (3 niñas), en intervenciones de salvamento y socorrismo en las playas de Telde, al igual que otros compañeros, que son testigos, como por ejemplo Fao, actual trabajador del área de Festejos del ayuntamiento de Telde. Me siento feliz de haber hecho un importante servicio para mi ciudad durante décadas, como socorrista en las playas de Telde y como monitor de natación en el polideportivo municipal y de Salvamento y Socorrismo (siempre de forma desinteresada) con Paco Artiles, que en paz descansa. 

No es el primero político que intenta silenciarme. Ya lo intentó Paco Santiago y no lo consiguió. Guillermo Reyes tampoco me callará, porque de la cárcel se sale. Si quieren silenciarme mejor que me maten, porque a las bravas, no me van a silenciar. Al final restablecí relaciones con Paco Santiago, reconociendo algunos excesos en mi críticas y el su talante para no saber encajarlas. Mi mano también sigue tendida a Guillermo Reyes, para hablar, para dialogar, para entrevistarle donde quiera y cuando quiera, para enterrar el hacha de guerra, para darnos de hostias o para seguir en esta guerra hasta el final de los tiempos. 

La última década de mi vida en la que he combinado trabajo con estudios universitarios en la península tuve la oportunidad de vivir con el miedo y la muerte en la era del plomo en el país vasco, por lo que a estas alturas de la película ir a la cárcel una temporada por criticar a un político no me supone ninguna perturbación. 
                                                                             

                                                                                         

A veces me arrepiento de haber regresado a mi añorada ciudad, tras haber vivido y trabajado en la península  y Miami, donde conocí a nuestro embajador plenipotenciario, Juan Verde. En Telde se paró el reloj, la ciudad sigue anclada en el teleclub y la escala en hifi, tras 10 años de ausencia parece que he vuelto a regresar al pasado. Lo mejor que me puede suceder que es integrarme a una nueva familia en mi experiencia en la vida, a nuevos compañeros privados de libertad, seguramente que mas de la mitad inocentes como yo, como me dijo el cochino wilson, ex presidiario de Telde.

                                                                               


 
Mi situación procesal me retendrán por aquí un tiempo. Hace unos meses estoy cumpliendo una condena por una de las querellas (de otras tantas) que por lo pronto me ha ganado Guillermo Reyes, recurrida por Vulneración de Derechos Fundamentales, por la que podría ingresar en prisión, al no poder afrontar el pago de los 10.000 euros al concejal. Por otro lado, estoy esperando (al día de redactar estas líneas, 25 de Febrero del 2016) otras dos sentencias, una de un juicio celebrado hace un mes y medio, tras una querella por injurias que me presentó el director de Radio Aventura, Carmelo Martín y la otra, por un juicio celebrado hace unas semanas, en este caso, Guillermo Reyes el denunciante, también por injurias, con Carmelo Martín como testigo. Y por último, o mejor, la penúltima querella me llegó hace unos días, es también de Guillermo Reyes contra mi y el director de Onda Guanche, Florentino López, el hijo de la funcionaria a la que quería llevar de testigo contra mi.

Y eso que "se acabaron las guerras" . . . 

                                                                             
                                                               

AGRADECIMIENTOS

Quiero por último hacer público mi agradecimiento por el apoyo y solidaridad, en primer lugar al líder político, Lorenzo Olarte que puso a mi disposición sin costo alguno al mejor abogado penalista de Canarias, sin cuyo apoyo profesional hace tiempo que me hubieran ingresado en la cárcel. 

Mi agradecimiento a los compañeros que se han mojado, hasta donde han podido, en mi apoyo y defensa en sus medios. A presidentes y presidentas de colectivos vecinales, a los compañeros, David Hatchuell, Agustín Cabrera y Florentino López. A Jose Carlos Martín Puig, Arístides Rodríguez, Elisa SantanaMaribel Castro, entre otros muchas y muchos. 

                                                                        



                                                                                  

Andrés Santana al igual que otros muchos ciudadanos ha denunciado públicamente ser víctima del concejal Guillermo Reyes a quién acusó públicamente de "cerrarle la emisora de radio La Voz del pueblo, con un amplio dispositivo policial porque le hacíamos sombras a la radio que lo promociona

                                                                            


                                                                                  
En fin, me alegrará dar la satisfacción al concejal de Telde Guillermo Reyes si consigue su gran objetivo político de meterme en la cárcel. Como todos sabemos, con mi ingreso en el centro penitenciario las arcas municipales dejarán de tener el socavón tan enorme que tanto el como sus compañeros han dejado en el ayuntamiento de Telde para quedar totalmente saneado, se acabará con el paro y la exclusión social en Telde, se abrirán las Escuelas Infantiles y bajaran los impuestos. Conviviré unos meses con otro recluso, Jose Luis Mena a quién también mandó al hotel Las Rejas, siendo notaria la diferencia conmigo, ya que este último se encuentra por falsificar pruebas para meter a Ildelfonso en la cárcel, mientras que yo ingresaré por dar mi opinión en el facebook, sin haber estado nunca en nómina del ayuntamiento de Telde.

Manuel Ramón Santana es director de Teldelibredigital.