domingo, 31 de julio de 2016

PACO SANTIAGO: "VOLVERÍA A CONSTRUIR YRICHEN"

En declaraciones que pueden escuchar en dos intervenciones en formato audio, el ex alcalde de Telde, Francisco Santiago Castellano condenado a 7 años de inhabilitación para ejercer cargo público, tras la sentencia de la Audiencia Provincial por un delito de prevaricación en el llamado "Caso Yrichen" argumenta y defiende su inocencia, convencido de "haber hecho lo que tenía que hacer, porque el centro está legalmente hecho, por eso volvería hacer lo mismo", sentencia, Paco Santiago.

Paco Santiago con la conciencia tranquila de haber hecho lo correcto, agotará todas la vías legales, nacionales y comunitarias para defender su inocencia, esto es, recurso extraordinario de amparo al Tribunal Constitucional y si fuera necesario recurrirá al alto tribunal europeo. Aunque no se haya planteado oficialmente en su organización política ya se habla se solicitar el indulto al próximo gobierno de la nación.
 

SANTIAGO: "LA SENTENCIA NO VE DELITO EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CENTRO YRICHEN"


El líder de Nueva Canarias y ex alcalde de Telde, Francisco Santiago Castellano en otro audio mas extenso que pueden escuchar pinchando en más información, asegura que, en la sentencia que le condenó en primera instancia, "no había delito en la construcción del edificio, sino por una omisión administrativa. De hecho, tenia la certificación del gobierno de Canarias avalando la legalidad y los informes técnicos y jurídicos favorables"






SANTIAGO: "TENGO LA CONCIENCIA TRANQUILA"

Paco Santiago en las declaraciones que pueden escuchar en formato audio tiene conciencia plena de haber actuado correctamente. Y así lo confiesa al diario digital, Onda Guanche, poniendo al descubierto una trama político judicial para meterlo en la cárcel, a cualquier precio, como posteriormente le confensó el ex jefe de Urbanismo del ayuntamiento de Telde, Jose Luis Mena, actualmente en prisión, al presidente de la fundación Yrichen, el sacerdote, Jorge Duarte, que lo juró por Dios, en sede judicial.

"Tengo plena conciencia de haber hecho lo que tenia que hacer. Yrichen se construyó en un suelo de patrimonio municipal, sin ningún interés especulativo, como un servicio público, con dinero público del gobierno de Canarias y del cabildo y hoy sigue siendo un servicio público, gestionado de forma pública. Por otro lado, la legalidad viene acreditada con un certificado del gobierno de Canarias, quedando demostrado que la construcción fue legal antes y ahora. La construcción asimismo disponía de informes técnicos y jurídicos favorables. 

                                                                                   


La sentencia -concluye, Paco Santiago- no ve delito en la construcción del edificio, que de haberlos habían prescritos, sino por una omisión administrativa, que fue corregida".

HECHOS PROBADOS

                                                                           

La sentencia de la Audiencia Provincial considera hechos probados que, entre 1994 y 1995, Francisco Santiago permitió que Yrichen construyera ese centro social en el barrio de La Pardilla pese a que no se le había llegado a otorgar la preceptiva licencia, no se había elaborado el informe básico de impacto ambiental ni se había obtenido el visto bueno de la Dirección General de Urbanismo, ya que se trataba de suelo rústico. A pesar de todo ello, el entonces alcalde de Telde no solo no requirió la paralización de esas obras, sino que “dictó resoluciones para su realización hasta que finalizaron”.


Durante el juicio, las acusaciones plantearon una solicitud para que se derriben las obras ilegalmente realizadas en Yrichen. La sentencia no contiene ningún mandato al respecto, pero sí hace constar en el capítulo de hechos probados que, a pesar de las irregularidades cometidas, la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias dio su visto bueno a ese equipamiento de Yrichen al aprobar la revisión del plan general de urbanismo de Telde de 2011.