jueves, 3 de noviembre de 2016

¡¡¡ Mámate la tranca, Gregorio . . . !!!

El concejal misógeno de Recursos Humanos y desigualdad, el "sociolisto" Gregorio V cuando hablaba hace unos días de los tontos útiles se estaba mirando al espejo, porque exactamente fue de lo que ejerció incoando un expediente disciplinario para echar a la trabajadora municipal Maribel Castro, por haberle dicho a los podemista que se mamaran la tranca en respuesta a insultos y amenazas de la formación política (donde han descendido en paracaídas los concejales tránsfugas, Guillermo Eugenio y Esther González), tras salir del pleno la periodista del ayuntamiento. Esta es la historia y la intrahistoria de un expediente por encargo tele-dirigido que ha quedado archivado, como avanzamos hace 4 meses en el diario digital Onda Guanche.   


Información publicada el viernes, día 24 de junio en Onda Guanche


¿Y AHORA QUÉ . . . ?


Hace cuatro meses cuando hacíamos la crónica titulada "Todos somos Maribel Castro" me hacía la misma reflexión que cuando otro funcionario Suso Santana sufrió asimismo una cacería atroz (año 2010) de la que todavía no le han resarcido. La pregunta era: ¿Y ahora qué . . .?  Igualito que ahora con el expediente al dictado del concejal misógeno que se acaba de mamar la tranca, tras archivarse el expediente a la funcionaria municipal.  

Las líneas escritas hace 4 meses que reproduzco de la información, vienen a recobrar actualidad: "El expediente de marras, la penúltima cortina de humo del desgobierno de Telde será sobreseído por inconsistente. ¿Cómo se reparará el grave daño al prestigio, a la dignidad y el honor a la empleada municipal? ¿Cómo se resarcirá de tanto daño a Maribel cuando se archive el expediente sancionador?".

DOBLE VARA DE MEDIR

Los casos de cacería política mediática en Telde a funcionarios que no se bajan al pilón del alcalde o alcaldesa de turno no es nuevo. Si bien es verdad que en este gobierno de laboratorio el capataz de Recursos Humanos Gregorio V ha superado todo los récords de acoso y persecución a trabajadores y funcionarios, especialmente contra mujeres, algunas de ellas de baja médica por depresión, incoándose en lo que va de mandato casi 50 expedientes disciplinarios, siendo el caso mas vomitivo y repugnante de acoso y persecución del concejal socialista Gregorio Vega el despido a una trabajadora municipal por estar embarazada, que ha sido readmitida por la Justicia tras sufrir un atentado a los Derechos Fundamentales de los trabajadores. El caso de los ADL,s de Gregorio V (así le llaman tras detentar la quinta tenencia de alcaldìa) es otra manifiesta ilegalidad por permitir que los trabajadores sigan sin cobrar sus nóminas desde el pasado mes de enero, además de estar trabajando sin estar dados de alta en el régimen general de la Seguridad Social ha supuesto además de la vulneración de los Derechos Fundamentales de los trabajares, unas pérdidas económica de millones de euros al ayuntamiento de Telde, como daños colaterales al perder subvenciones de las instituciones, entre otras de planes de empleo que pudieran haber dado trabajo a cientos de parados, ya que al no estar el ayuntamiento al corriente en los pagos a la Seguridad Social se ha perdido numerosas subvenciones para servicios sociales y empleo. 

Sin embargo, a una funcionaria se le abre un expediente para mandarle al paro por una gesticulación, mientras estos tarambanas aprendices de concejales pueden atentar contra los Derechos de los trabajadores, propiciando la pérdida de millones de euros a las arcas municipales y ni siquiera se le recrimina. 

Hay una doble vara de medir en el gobierno de laboratorio de Telde. Por un lado los concejales maltratan, acosan, persiguen y expedientan a funcionarios y trabajadores municipales por no hacerle la ola a Gregorio V pero en una doble vara de medir los políticos tienen inmunidad, no solo el pánfilo Gregorio Viera, sino por ejemplo Agustín Arencibia, que también ha perdido muchas subvenciones para alumbrados en los barrios por llegar tarde a la presentaciones de las solicitades de ayudas y subvenciones, sin que nadie le haya amonestado, ni reprendida su vagancia e irresponsabilidad política.

Para no aburrir y citar otro ejemplo de incompetencia, sin que por ello fuera llamada a capítulo, es el de la que fuera concejala de Servicios Sociales, Natalia Santana (NC), la mas vaga e inútil de la historia de la democracia en Telde, que además de perder subvenciones y ayudas, ha dejado caducar los alimentos destinados a las familias en exclusión social, y se reía, se burlaba y se mofaba en la cara de las madres que iban caminando desde Jinámar y Las Remudas a suplicarle un vale de comida.

La doble vara de medir se ve claramente en los concejales tránsfugas, Guillermo Eugenio y Esther ahora paracaidistas en Podemos, que literalmente han hecho un corte de manga a su electorado, incumpliendo su propio código ético.

Lo dicho, Gregorio Viera se ha mamado la tranca.

                                                                                  

Enhorabuena, querida amiga y compañera Maribel Castro.