martes, 4 de abril de 2017

Algo huele a podrido en el robo en la Concejalía de Agricultura de Telde

                                                                           

Resulta una frivolidad que la concejala Marta Hernández (NC) le quite importancia al robo acaecido el sábado, día 1 de abril al mediodía, en las dependencias de Agricultura que intentó ocultar, pero que el diario digital Onda Guanche lo puso al descubierto. 

¿Que buscaban los cacos? El daño al patrimonio y la desaparición de expedientes en la concejalía de Agricultura de Telde es un auténtico expediente X.

¿Que se llevaron? ¿Lo sabe la concejala de Agricultura? ¿Porque no se ha presentado denuncia por robo con fuerza y daños al Patrimonio? ¿Podría beneficiar a alguien la desaparición de expedientes, algunos de ellos relacionados con Urbanismo?


Si bien es cierto que cosas materiales no se llevaron, lo que resulta todavía más misterioso, porque lo que si aparecieron, fueron multitud de expedientes tirados por el suelo y algo buscarían cuando que se tomaron el trabajo de romper un cristal con el riesgo que ello comporta. Algo huele a podrido cuando ahora sabemos que la concejala oculta que los cacos se llevaron expedientes sensibles, relacionados con ayudas a asociaciones de agricultores y ganaderos, además de otros vinculados al PGOU con delimitaciones de lindes de parcelas y  fincas, susceptibles de permutas y/o recalificaciones. 

La alarma funcionó correctamente y la empresa de Seguridad llamó a la jefa de servicio que tenía la clave del código para desactivarla, pero fue imposible localizarla, por lo que desde el sábado al mediodía hasta el lunes por la mañana, “camparon a sus anchas”, no descartándose que los cacos volvieran a terminar su trabajo.

¿Porqué oculta la concejala los expedientes desaparecidos? ¿Que buscaban los cacos y que se llevaron? 

Es temerario que no se considere importante que donde se custodia y guarda los expedientes con documentación de los agricultores y ganaderos de Telde: las fincas, titularidad de las mismas, producciones, linderos etc aparecieran deparramados por el suelo.

Es un auténtico expediente X: ¿Porqué ocultaron el robo de documentos y el daño al patrimonio para acceder a su interior? ¿Que se llevaron? ¿Lo sabe la concejala de Agricultura? ¿Porque no se ha presentado denuncia por robo con fuerza y daños al Patrimonio? ¿Podría beneficiar a alguien la desaparición de expedientes, algunos de ellos relacionados con Urbanismo?