miércoles, 20 de marzo de 2019

La marcha de Saro Sosa hunde a CC-ATI en Telde

                                                                                 

Después de que la concejala de Coalición Canaria, Saro Sosa, anunciara su marcha de la formación política, está ocurriendo una espantada masiva de afines a la edil. Varios miembros de CC-ATI en Telde han anunciado su renuncia, además de lo que lo están pensando, entre otros el histórico Juan Monzón en apoyo y solidaridad a su amiga, Sarito Sosa.

Saro Sosa ha abierto la caja de Pandora en la formación nacionalista del municipio. Su renuncia a seguir formando parte del partido está generando un apoyo incondicional de afiliados y simpatizantes, que no han dudado en solidarizarse con la concejala y sumarse a la renuncia.


Junto a Sarito Sosa se marcha un número importante de seguidores de Coalición Canaria-ATI, no conformes con la manera de dirigir la formación por parte del matrimonio Héctor Suárez y Gloria Cabrera.

                                                                           

Muchos se alejan de las formas de manejar la formación del matrimonio, que solo buscan el posicionamiento personal y se olvidan que fueron acogidos en CC después de su expulsión de Nueva Canarias, siendo criticados duramente por Carmen Hernández quién arremetió contra la anterior alcaldesa por hacer lo que ella hizo después, esto es, admitir a dos tránsfugas en su gobierno.

                                                                               
                                                                                   
Tanto Héctor Suárez como Gloria Cabrera se presentaron en 2011 junto a las siglas de Nueva Canarias, y que luego fueron expulsados de la formación tras abrazarse al Partido Popular y formar parte del Gobierno de Mari Carmen Castellano. Tanto fue el amor que les unió a Castellano que ahora usan el mismo eslogan de campaña, Juntos por Telde, o mejor dicho Juntos en Matrimonio por el interés personal.

                                                                           


Saro Sosa ha demostrado su valía, su peso político y su buen hacer. Ha sido vital en el diálogo con la oposición, a diferencia con su ex compañera, Gloria Cabrera, que no le dirigen la palabra por su forma de hacer política. Cabrera desune más que une, no suma, resta. El único acierto que se le conoce es el de haber retratado a la alcaldesa Carmen Hernández en toda su inmundicia, llamándola fascita.

Y si no que se lo pregunten a los vecinos y vecinas de los barrios, entre ellos el suyo.