viernes, 8 de marzo de 2019

Carmen Hernández sigue reprochando a Paco Santiago que le tildara de "arrolladora"

                       

La alcaldesa Carmen Hernández además de "arrolladora" es también rencorosa porque no le perdona a Paco Santiago que la tildara de "arrolladora". Nadie duda que Carmen sea una líder política carismática, de hecho lo es. También es una artista y una mentirosa compulsiva. La reacción brusca de Carmen Hernández confundiendo "mandona" con arrolladora la retrata, porque quién la etiquetó como "arrolladora" fue Paco Santiago. Y no se equivocó. 

                                                                                   


El problema de Carmen no es que sea arrolladora, que eso es bueno, es que le traiciona su carácter, su gatopardismo, es falsa, cínica, ególatra, soberbia, arrogante y prepotente. Una personalidad arrolladora y variable que ha ido cultivando durante los últimos cuatro años, espantando del gobierno a sus socios, primero a Mas por Telde y luego al grupo socialista, por lo que se puede decir que Carmen Hernández es una alcaldesa clandestina e ilegítima, porque se mantiene en el cargo sin los apoyos de quienes le auparon a la alcaldía que suman mas concejales que los de su grupo político.

Podría citar muchos ejemplos de actitudes y comportamientos de la alcaldesa arrolladora, pero para no aburrir, por ser las desafortunadas declaraciones de Carmen Hernández en el Día Internacional de la Mujer conviene recordar que hace tan sólo dos años cuando la presidenta del colectivo de Mujeres Juana Maria Ruiz Suárez le "recriminó a Carmen Hernández que no suspendiera un acto de Mujeres (que abandonaron entre otros la presidenta de Isadura Duncan) sabiendo que habían asesinado a Yurena"

                                                                       



Hace 3 años Carmen Hernández que comenzaron los tics de arrolladora y de avallasodora de la alcaldesa con su vicealcalde Juan Francisco Artiles a quién le dijo que si el Señor Artiles cuando la llamó arrollodara se referia "a que tengo un carácter definido y criterio, habrá que preguntarle si a lo mejor si lo que no le gusta es que le dirija una mujer", o sea, le llamó "machista" de forma velada, cuando Cuqui utilizó un término que había usado su jefe de filas, Paco Santiago, que literalmente dijo que "Carmen Hernández tiene a veces una personalidad arrolladora".

La alcaldesa bióloga creo en su ego interno que somos sus bichitos de laboratorio, desconociendo que ser arrolladora es un adjetivo calificativo loable

Las personas con cualidades de una personalidad arrolladora y carismática tienen entre otras cualidades la de las habilidades para la conversación. Suelen ser personas empáticas, asertivas y elocuentes. Se definen por su tonalidad de Voz, dando melodías a sus palabras. Maneja como nadie los gestos. Están siempre alerta para captar mensajes implícitos. Son buenos observadores y consiguen extraer información intuitiva del lenguaje no verbal de los demás. La filosofía de la vida de una mujer arrolladora la llevan a tener claro lo que quiere, cuando lo quiere y como quieren vivir. Por eso arrastra tras de si a otras y son líderes, sabe que camino tomar, por eso tienen seguidores que les admiran. Solventan los problemas fácilmente, son visionarios  le gusta ayudar a los demás. Tienen valentía y confianza. Son personas con espíritu de superación e inconformistas. Han ido puliendo su personalidad a lo largo de los años para que al final acaben pareciendo personas tocadas por una varita mágica. Son también creativas, tienen buen humor y control de sus emociones.

                                                                                     

La alcaldesa Carmen Hernández ya no engaña a nadie en su victimismo de feminista progre cuando se ha reído de las mujeres que peor lo están pasando en Telde, a las que engaño en la toma de posesión les dijo que iba asumir personalmente personalmente la concejalía de Servicios Sociales 24 horas al día, de lunes a domingo,  para revertir la dramática situación de las familias mas vulnerables en Telde. Carmen Hernández literalmente dijo que asumiría personalmente el área de Servicios Sociales para atender a la familia que peor lo pasa y se olvidó al día siguiente, incumpliendo su palabra, desmantelando Servicios Sociales, un área que durante los primeros años de su gobierno fue detentada por una inútil y vaga concejala desde Fuerteventura, donde vivía y trabajaba, Natalia Santana, (NC), quintuplicándose en Telde las familias en exclusión social, el paro, la bolsa de hambre y de pobreza, en Telde donde tiene rostro de mujer, heredando de padre a hijos la penosa situación a la que ha derivado el gobierno de laboratorio de Carmen Hernández a la gran ciudad, venida a aldea pitufa. 

A otro perro con ese hueso, señora alcaldesa.