martes, 10 de noviembre de 2015

Ruido de sables en el gobierno de Telde

                                                                             

Este viernes, día 13 de Noviembre se cumplen 5 meses de gobierno en Telde. Si a los hechos nos remitimos no podemos decir que este gobierno nos haya dado ninguna satisfacción para sentirnos orgullosos de ser teldense, cinco meses después, porque nada ha cambiado en la vida económica, política y social en Telde.

A menos de medio año de gobierno ya es vox populi algunas diferencias entre los socios del pacto, a uno de los compañeros de viaje se le exige para continuar en el gobierno la retirada de pleitos judiciales, como acusación particular, a lo que parece no estar dispuesto, por lo que parece inminente la incorporación al gobierno de Se Puede Ganar, e incluso de Coalición Canaria (se condiciona a la dimisión de la concejala Gloria Cabrera, que es asesora de Patrimonio del Gobierno de Canarias), para dar estabilidad al gobierno, aunque Nueva Canarias ya ha dicho que llegado el caso, no tiene problemas en gobernar en minoría.

                                                                     
Si nefasto y pésimo era el gobierno anterior, el que le ha tomado el relevo es mas de lo mismo. Un gobierno de laboratorio, en la permanente improvisación, a remolque de las redes sociales y los diarios digitales, sin capacidad de actuación, como ha quedado demostrado en los últimos acontecimientos.

Sin propuesta definida de actuación, ni hoja de ruta, llegando a quedar ridiculizados entre los propios concejales, en sus contradicciones, como pueden escuchar en el audio que se adjunta, al no haber coordinación en los discursos, entre los miembros del gobierno, con un ejército de asesores tan inútiles como vagos e improductivos, que nos cuesta un millón de euros a los contribuyentes.

Para mas inri, se da el caso, de que un concejal del gobierno ha devuelto la crispación, que creíamos desterrada, en un episodio para olvidar, primero enfrentándose a los huelguistas de hambre en la plaza de San Juan y luego arremetiendo contra activistas sociales, medios de comunicación y redes sociales, por hacer público su patinazo  para luego poner en duda la profesionalidad de los funcionarios y trabajadores municipales, en una acusación pública de sabotaje al patrimonio municipal.

                                                                                       
                                                                               
 

Y no es una opinión aislada, aunque ya hice balance de gestión tras los primeros 100 días de gobierno de laboratorio, es también compartida en las redes sociales, diarios digitales, emisoras de radio y por destacados personajes de la vida pública y social, como el veterano periodista y locutor, David Hatchuell y el portavoz de la plataforma social, Telde Responde Ciudadanos, Arístides Rodriguez Artiles.





DAVID HATCHUELL: "CARMEN HERNÁNDEZ ME HA DECEPCIONADO"



Conviene recordar que quiénes gobiernan la ciudad no han llegado nuevos, eran oposición en el gobierno anterior y por tanto conocían de primera mano los grandes problemas de la ciudad, y en consecuencia, se postularon como alternativa aportando "soluciones" para devolver a la ciudadanía el Estado de Bienestar, en propuestas y "ejes" plasmados en diferentes programas electorales y contrato con la ciudadanía.

ARÍSTIDES RODRÍGUEZ: "EN TELDE HAY UN DESGOBIERNO QUE VIVE EN SU MUNDO YUPI"


Quiénes hoy gobiernan Telde sabían perfectamente cual era la realidad socio-política de la ciudad y por eso fue fácil convencernos de que tenían la solución para devolver a la ciudad al siglo XXI y a la ciudadanía, el orgullo de ser teldense.


En Telde se vivió una revolución social que enarboló la plataforma ciudadana, Telde Responde, que tomó las calles en manifestaciones multitudinaria para luchar contra el Plan de Ajustes y las medidas desajustadas, pidiendo la dimisión del gobierno anterior, justamente para propiciar un cambio que ha venido a ser un recambio recauchutado, como me temía.

                                                                           

La ciudadanía clamaba por una renovación política en la ciudad que derogara el Plan de Ajustes, y en consecuencia, se bajaran los impuestos en Telde. La ciudad pedía a gritos un cambio y una nueva forma de hacer política, que devolviera el protagonismo de la vida política social a la ciudadanía, con participación directa en los órganos de gobierno, a través de las Juntas Municipales de Distrito y en las fuerzas vivas de la ciudad. Un nuevo gobierno para abrir las Escuelas Infantiles asumiendo como propia la gestión, con autoridad y valentía, afrontando su costo económico con la reducción en otros gastos, por ejemplo en la contratación de asesores, eliminación gastos de abogados externos (se llegaron a gastar cerca 5 millones de euros), y otros derroches inútiles, como telefonía móvil y en fotocopias, donde se siguen gastando cientos miles de euros, con casi 500 terminales de teléfonos móviles de última generación con internet a máxima velocidad (se quedaron en 442 móviles),un auténtico derroche que perdura en el tiempo, pese a que quién gobierna hoy solicitó al gobierno anterior poner freno a ese dispendio de gastos de telefonía y fotocopias.

                                                                             
La recuperación de la empresa de recaudación de tributos, así como reducción de los sueldos de altos ejecutivos de los gerentes de las sociedades municipales, que cobran mas que los ministros de la nación, eran otras propuestas políticas al objeto de optimizar recursos y priorizar gastos, para sanear las arcas municipales y devolver a la ciudad el Estado de Bienestar.

                                                                                       

La ciudad apostó por la regeneración y el cambio, doblando en número votos y concejales su confianza a dos grupos políticos, Más por Telde y PSOE, que pasaron de tener cada uno 2 concejales a 4.

La ciudadanía dio su confianza a las fuerzas nacionalistas, progresistas y de izquierda para constituir la mayoría del cambio, para transformar la ciudad.

¿Están correspondiendo con su gestión política a la confianza depositada por la ciudadanía los partidos que conforman el "buen gobierno"?¿Cual es su balance de gestión en estos 5 meses?. ¿Hay ejercicio de autocrítica para no volver a cometer los mismos errores? ¿Que proyectos y propuestas tiene el gobierno de Telde a corto, medio y largo plazo? ¿Conseguirán no subir los impuestos, (IBI-IAE y Basura)? ¿Se abrirán las Escuelas Infantiles en el próximo curso escolar, 16-17? ¿Para cuando la reactivación del foro anti-crisis? ¿Para cuando la activación del Consejo Municipal Ciudadano y las Juntas Municipales de Distritos? ¿Contempla el presupuesto económico del 2016 partidas para fomentar la formación y el empleo, con planes municipales para generar puestos de trabajo? ¿Para cuando  tiene previsto el gobierno que las zonas industriales y parques empresariales, auténticos generadores de riquezas y puestos de trabajo puedan convertirse en Entidades de Conservación, asumiendo el ayuntamiento su recepción? ¿Porqué hay tanto ocultismo en el reparto que se está destinando a las diferentes concejalías en el borrador del presupuesto municipal ordinario? ¿Será un presupuesto que priorice en Servicios Sociales, Deportes, Educación, Obras y Servicios, o se quedará reducido a pagar a personal, asesores, sentencias judiciales por expropiaciones, la deuda bancaria, y lo que sobre a repartir como migajas?¿Para cuando la inauguración del pabellón de Jinamar, Juan Carlos Hernández y la recuperación de las instalaciones deportivas? ¿Nos puede garantizar el gobierno que Telde que la ciudad y su ayuntamiento se puede librar de ser intervenida por el gobierno de la nación?

                                                                   



HATCHUELL PROPONE CONVERTIR EN DINERO, RIQUEZA Y PUESTOS DE TRABAJOS, EL MAMOTRETO VENIDO A SUPERMERCADO DE LA DROGA