martes, 22 de marzo de 2016

MÁXIMO GUERRA: "JULIA MARTEL HA SIDO UNA TRABAJADORA EJEMPLAR"

El enfermero, Máximo Guerra Galván, supervisor del Centro de Especialidades, San Pedro Mártir de San Juan de Telde está organizando con el personal sanitario una fiesta homenaje de despedida y confraternización con Julia Martel Martín, el próximo sábado, día 16 de Abril, con motivo de  su reciente jubilación,

El supervisor, Máximo Guerra tuvo emotivas palabras de gratitud y recuerdos hacia la profesional sanitaria, Julia Martel Martín tras casi medio siglo de trabajo ininterrumpido: "Me siento muy agradecido con Julia, se lo he hecho saber a ella muchas veces, porque siempre lo dio todo por el buen funcionamiento del servicio, entregada para sacar el trabajo adelante". 

                        ESCUCHA A MÁXIMO GUERRA PINCHANDO EN ESTE ENLACE                                                        
Máximo Guerra Galván, supervisor del Centro de Especialidades de San Juan
El Centro de Atención Especializada (CAE) de San Juan, donde los vecinos de Telde acuden a consultas de Traumatología, Radiología, Cardiología, Neumología y otra veintena larga de áreas, echará el cerrojo antes de que acabe este año, tras medio siglo de historia en San Juan, según nos avanzó el supervisor, Máximo Guerra Galván. 

El Servicio Canario de Salud (SCC) tiene ya concluidas las obras de reforma de la antigua clínica Doramas de El Calero, donde se ofrecerá este nuevo servicio no sólo a los más de 100.000 habitantes que tiene Telde, sino también a los otros 9.000 censados en Valsequillo.
En los bajos de una de sus alas se habilitó hace varios años un nuevo centro de salud y un amplio servicio de urgencias al que ya se suelen derivar, en horario de tarde y madrugada, a los vecinos del casco de Telde y sus núcleos próximos. El complejo se completa con una unidad de salud mental.                                                                 
JULIA MARTEL, GENIO Y FIGURA: MUJER EJEMPLAR, MADRE CORAJE, LÍDER VECINAL, TRABAJADORA SOCIAL INCANSABLE.

                                                                              VIDEO

Julia Martel es madre de seis hijos y abuela de cuatro, estudió Teología y su mayor deseo es «erradicar de todo rostro humano las huellas de la tristeza». 

                                                                               
Julia Martel, al igual que Agustín Cabrera y Manuel Ramón Santana ha recibido el premio MOVECAN, en la edición del año, 2012, al siguiente siguiente, tuve el honor de que me lo entregara a mí y el año pasado, me tocó entregarle el premio al director de TeldeEnfiestas, Agustín Cabrera Santana, que en la siguiente edición del 2015 le tocó entregar el premio MOVECÁN, 2015 al gran maestro, Bang Kyun Won

                                                                  
Julia Martel Martín vino al mundo en 1950 en el barrio teldense de La Solana, donde su infancia transcurre entre naranjos y guayaberos. Fue la primera de una familia de cuatro hermanos. Desde muy niña quiso estudiar, pero no le fue posible al vivir en una zona alejada del casco sin transporte. Con 16 años entró a trabajar en la Clínica San Roque y más tarde en la del Pino, donde obtuvo el título de FP de Primer Grado de Sanitaria.

Foto: Programa Noveleros de La televisión canaria, (8-Marzo, 2016)
En 1980 ingresó en el Colegio de Árbitros de Las Palmas de Gran Canaria y en 1981 se convierte en la primer mujer árbitro de fútbol de Canarias y de España. Posee varios diplomas en Medicina Deportiva. Impulsó en 1997 el primer club deportivo de fútbol Yoñé.

                                           VIDEO: Julia Martel a partir del minuto, 40

Julia Martel Martín lo tiene todo, generosa, solidaria, cariñosa, bondadosa, perseverante, luchadora, activista social, con genio de árbitro de fútbol, ingresando en el colegio profesional en el año 1980 convirtiéndose en la primera mujer árbitro de fútbol de Canarias y España, creando en La Garita la primera escuela de árbitros de fútbol.
   
La líder vecinal, Julia Martel a quién homenajeamos con estas líneas escritas desde el corazón es sobre todo una buena persona, con vocación de servicio y extraordinaria capacidad de trabajo, con altas dosis de responsabilidad, organizadora nata y con el rigor de una presidenta de un patronato que aglutina a más de 500 socios.