lunes, 5 de septiembre de 2016

LA HELADERIA JULÍÁN CUMPLE 83 AÑOS DE HISTORIA EN TELDE

                                                                           
Santi se siente orgulloso de mantener la tradición artesana de su abuelo, don Julián Alamo Reyes.
En 1933 abría en Telde la primera heladería artesanal, conocida por la de la heladería de Julián
Han transcurrido 83 años y los helados de Julián (en honor a su fundador, don Julían Alamo Perez), mantiene la misma fórmula de elaboración y el exquisito sabor casero de sus helados artesanales, como manifestó en declaraciones a  los diarios digitales Telde Libre y Onda Guanche que pueden escuchar en formato audio, Santiago Alamo Favelo, director gerente de Heladeria "El Pino", que se mantiene en la calle Alonso Rodriguez de Palencia, esquina, Lepanto, en los Llanos de San Gregorio.

Como dijo el querido compañero, Ramón Alvárez Sanabria: "Quién no recuerda el carro de los helados, con su rico mantecado por todos tan añorado.Viejo carro de de los helados con un montón de recuerdos acumulados no hubo edad para tus helados más si desconsuelo en los menos afortunados"                 

                                                                                     
La Heladería Julián se mantiene en San Gregorio desde 1933



 
La popular heladeria Julían trabaja tres sabores, fresa vainilla y coco, además de granizadas, siendo la  única heladera artesanal  que elaboran los exquisitos polos redondos.

                                                                                                   
                                                                                                              

La empresa artesana teldense, Heladeria El Pino mantiene una cadena de distribución, con un importante número de vendedores fijos de toda confianza, que distribuyen en supermercados, hoteles y restaurantes, además de tener puestos de ventas y un stand en el mercadillo de Jinámar, todos los domingos (llevan 29 años) y en fiestas populares en la isla (en Telde en San Gregorio y San Juan) donde han consolidados sus ventas, fidelizando a clientes durante casi un siglo, con el carro de los helados (como recordaba el querido compañero, Ramón Alvárez Sanabria), a los modernos vehículos frigoríficos, siendo en La Aldea de San Nicolás de Tolentino donde mas ventas tiene los tradicionales helados artesanos. 

                                                                             



                              EL TAN AÑORADO CARRO DE LOS HELADOS

                                               Ramón Alvárez Sanabria


Andaba del uno al otro lado los dias de verano acalorado, y corríamos apresurados cuando la corneta anunciaba tus helados.

A la salida del Cervantes o del Cinema los miércoles por fémina y a las puertas del Florispán en aquellos encuentros de fútbol de la amistad.

A la orilla de las playas en las tardes cálidas de aquella época estival que ya no volverá.

Quién no recuerda el carro de los helados, con su rico mantecado por todos tan añorado.

Viejo carro de de los helados con un montón de recuerdos acumulados no hubo edad para tus helados más si desconsuelo en los menos afortunados.