martes, 22 de noviembre de 2016

De "alumbrones" a los apagones: "Telde no tiene solución"

                                                                               

Los ciudadanos cada vez sentimos mas vergüenzas de ser teldense. La penúltima del gobierno de Telde viene dada por los titulares de prensa en los próximos días, para vergüenza y humillación de los teldenses en la isla y en Canarias que vendrán a informar que la compañia Endesa ha vuelto a cortar el suministro eléctrico al ayuntamiento de Telde por falta de pago, en esta ocasión a las instalaciones deportiva de la "Ciudad Europea del Deporte", un título que compró el gobierno anterior y que mantiene el actual, con canchas deportivas cerradas, los deportistas abandonados a su suerte y las instalaciones abiertas en estado lamentable de conservación, algunas de ellas atentando contra la Ley de Seguridad e Higiene, entre otras deficiencias cabe mencionar la de los extintores y sistemas contra incendios caducados, como ha denunciado el líder de Izquierda Unida Canarias, Jose Antonio Alonso.

En nuestra sufrida ciudad de Telde hemos pasado de los cortes de luz a las dependencias municipales a los "alumbrones" en las biblioteca donde sólo se puede estudiar con la luz del sol, por estar afectada por los cortes de luz, a los apagones en las instalaciones deportivas, por la deuda del ayuntamiento de Telde a la compañía eléctrica lo que ha causado que se hayan suspendido actividades deportivas y entrenamiento de cientos de jóvenes de la ciudad, ya que el apagón afecta a 14 instalaciones deportivas de la "Ciudad Europea del Deporte", dejando sin actividades a unos 8000 deportistas de Telde.

El gobierno de Telde ha convertido a Telde en un pueblo tercermundista instalado en la cultura del teleclub y la escala en Hifi, una aldea pitufa en vez de una gran ciudad donde no se corresponde los elevados impuestos que pagamos los contribuyentes (los mas altos de Canarias) con los pésimos servicios que recibimos.  

El de Telde pasará a la historia como el gobierno de la mentira, el del recambio recauchutado. El gobierno que prometió el cambio en Telde, con una regeneración en la vida política, para convertirse en peores gestores que el gobierno anterior, desgobernando la ciudad con los mismos grupos políticos del gobierno anterior (salvo el PP) por lo que el gobierno de la alcaldesa imputada Carmen Hernández se ha convertido en una mala copia del gobierno anterior.  De "alumbrones" a a los apagones: Telde, con este desgobierno infecto, no tiene solución.



El gobierno de laboratorio de Telde con sus pánfilos y tarambanas ha resultado ser un gran fiasco, incumpliendo todas las promesas electorales, siendo palmario que el eslogan de "Telde tiene Solución" ha quedado en un pensamiento mágico de la arrolladora alcaldesa, Carmen Hernández y su equipo de chapa, concejales y asesores que lleva cuatro crisis de gobierno en año y medio de mandato, de parálisis política. 

                                                                               

La irresponsabilidad y temeridad de este gobierno de chapa es de libro. Ni queriendo se puede ser tan nefasto e inútil en la gestión política, en prácticamente todas las áreas de "responsabilidad" política, con un elenco de asesores tan vagos e inútiles como la arrolladora y su banda de concejales, salvo honrosas excepciones, entre las que hay que destacar el trabajo de hormiguita de algunos de los concejales socialistas.

El retroceso de la ciudad es evidente. El gobierno de laboratorio de Telde ha gestionado la ciudad como la Comunidad de Montepinar de la popular serie televisiva, La Que se Avecina, donde la arrolladora Carmen Hernández emula el papel de Berta, la hipócrita religiosa y mujer de Antonio Recio que es clavada a la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, su réplica en versión política y Agustín Arencibia, concejal de Servicios Municipales, Alumbrados y Cementerios, da vida a Vicente Maroto, el gandul “señor cojín”.


Por un lado la inacción política está generando la pérdida de millones de euros, perdiéndose las subvenciones de los proyectos de alumbrados a los barrios por la vagancia infecta del concejal de Alumbrado Agustín Arencibia, el mismo por ejemplo que tenía la oportunidad de recobrar el medio millón de euros que le deben las funerarias al ayuntamiento de Telde, con lo que hubiera podido pagar a Endesa y evitar el corte de alumbrado eléctrico en las instalaciones deportivas y ha preferido prolongar el pago hasta 25 años a las empresas fúnebres, que no hubieran tenido ningún inconveniente en ponerse al corriente en el pago atrasado (va para 14 años y le ha dado una prórroga de otros 10) por el uso y explotación del Tanatorio municipal. Por otro, se pierde subvenciones y ayudas para proyectos que generan puestos de trabajo por la deuda que tiene generada el gobierno de Telde con la Seguridad Social, al tener contratado sin dar de alta ni abonarle los salarios a los Agentes de Desarrollo Local, que siguen sin cobrar y en cuestión de semanas serán funcionarios por sentencia judicial, por la actitud "inmovilista" de la arrolladora, que debe preocuparse en reestructurar su gobierno de cartón piedra por las concejalías que no funcionan, como la de Deportes, Limpieza, Cementerios, Servicios Municipales, Alumbrado o Servicios Sociales y dejar trabajar a las que están trabajando a pleno rendimiento y satisfacción de la ciudadanía, como por ejemplo la Asesoría Jurídica, Vías y Obras y Educación, (gestionadas con eficacia por el grupo socialista).

                                                             
                                                                       

Hace una semana se han perdido 45 proyectos que daban trabajo a 45 familias, paliando el drama social de casi 300 persona. Por el momento se contabiliza en casi tres millones de euros las pérdidas económicas y en 400 los puestos de trabajos perdidos por las chapuzas del gobierno de la arrolladora. 

En Telde se sufre con el gobierno de la imputada y arrolladora Carmen Hernández, el ayuntamiento está paralizado y en quiebra técnica, el paro y la miseria crecen al galope, sin que siquiera se active que no cuesta ni un céntimo el foro anticrisis, el movimiento vecinal ha muerto, el gobierno de laboratorio de la arrolladora ni siquiera ha sido capaz de activar las Juntas Municipales de Distritos.

A la alcaldesa  no le preocupa nada de esto, mientras ella y su elenco de concejales y asesores viven en su mundo virtual paralelo. En unas semanas Carmen Hernández se volverá a embolsar otros 9000 euros de la paga extra de diciembre, sus concejales verán engrosadas sus cuentas corrientes en 6000 euros cada uno y los asesores cobraran cada uno de ellos 5000 eurazos, por seguir vegetando de las arcas municipales.

A la alcaldesa Pinocho se las trae al pairo el drama social en el que está inmersa la ciudad, con casi 15.000 familias en exclusión. La arrolladora está mas preocupada en arrebatarle la Asesoria Jurídica a su vicealcalde Alejandro Ramos Guerra que de los problemas de la ciudadanía que abocan a la ciudad al suicidio colectivo.

Carmen Hernández se ha venido a descubrir como una loba disfrazada de hormiguita  que desprecia y ningunea a su principal socio de gobierno el grupo socialista, dispuesta a todo en un gesto de deslealtad y traición para mangonear en las negociaciones con los empresarios favorecidos de forma irregular con los créditos ICO, uno de ello presume de financiar las campañas electorales a los partidos políticos y el pago de las expropiaciones por sentencias judiciales.

                                                                                   
La gata de la imagen (Carmen Hernández, se mira en el espejo y se ve a sí misma como un león) bien podría mirarse en el espejo y verse tal como realmente es y aún así sentirse hermosa, perfecta y feliz. Carmen Hernández que se encuentra encantada de haberse conocido se ha convertido en una caricatura de si misma.

Las personas con un bajo nivel de autoestima deben revisar la imagen que tienen de sí mismas, porque normalmente esa auto-imagen está distorsionada y suele mostrar rasgos que en general son perfectamente normales, pero que aparecen exagerados como si se tratara de defectos inaceptables.

Cualquier relación de amor, incluida la que tenemos con nosotros mismos, se debilita si está basada en fantasías. Cuando lo que nos gusta de alguien es algo irreal o ilusorio, tarde o temprano tendremos un desengaño. El penúltimo caso de soberbia e incompetencia lo avanza en exclusiva el diario digital Onda Guanche que también descubrió el escándalo del despilfarro del pinchadistos, Carlos Jean que ahora cobrará con intereses por sentencia judicial su contratación chanchullera y chapucera. 

                                                                     

La arrolladora Carmen Hernández no tiene ni argumentos ni catadura moral para criticar la gestión del vicealcalde socialista Alejandro Ramos al frente de la Asesoria Jurídica, por otro lado la mas brillante en la historia política de Telde, acabando con los despilfarro en la judicialización de la vida política en Telde.

La alcaldesa Pinocho miente cuestionando una de las pocas áreas que ha funcionado en el gobierno de Telde con austeridad y eficacia. Es surrealista que la arrolladora pierda el tiempo en hacerle la oposición al grupo socialista que la mantiene en la mamandurria en vez de preocuparse por los verdaderos problemas de la ciudadanía, por ejemplo en pagarle a Endesa para que vuelva la luz a las bibliotecas y las instalaciones deportivas, pagarle el sueldo y darle de alta en la Seguridad Social a los Agentes de Desarrollo Local, para no seguir desangrándonos, perdiendo millones de euros en subvenciones para Servicios Sociales y Desarrollo local y cientos de puestos de trabajo.

¿Que confianza puede tener la ciudadanía en este gobierno, que atractivo tiene los empresarios para invertir en Telde, que garantía tiene  las familias de Telde en exclusión social que el gobierno de Telde les rescate de la marginación y la pobreza, que le pueda frenar de los desahucios y de la pobreza energética si le cortan el agua y la luz al ayuntamiento por falta de pago y pierde millones de euros y cientos de puestos de trabajo por no estar al corriente en la Seguridad Social?.

Telde no tiene solución. Al menos con este desgobierno infecto.