jueves, 12 de enero de 2017

Telde huele a basura orgánica y basura política

                                                                             

La imagen dantesca que está sufriendo Telde con los contenedores rebosando de basuras, con ratas, moscas e insectos es la réplica a la basura política instalada en el recipiente del desgobierno de Telde con la basura política conviviendo con ratas e insectos y su alcaldesa bióloga, aferrada a el cargo como una lapa, por el sueldo y el ego, de cafetines con sus periodistas subvencionados

Confío en el ejercicio de responsabilidad de la oposición municipal en Telde de trasladar una moción a pleno secundando la propuesta de Izquierda Unida Canaria para que se nos descuente del próximo recibo de la basura los días que la empresa no ha prestado el servicio.





La arrolladora, borracha de poder, con un traje que le queda ancho y no se lo arregla ni su hermana la costurera, no conjuga el verbo dimitir, pese a las presiones sociales y políticas y las sobradas razones para que presente su dimisión

Carmen Hernández antepone sus intereses personales, esto es mantener su suculento sueldo y el de su elenco de parásitos y vividores, al interés general de la ciudadanía que le exige su dimisión para desbloquear la administración municipal y poder devolver un gobierno estable a la ciudad.

Telde huele a basura orgánica y a basura política. El desgobierno lo componen un conjunto de desperdicios de concejales y asesores. Una banda de vagos e inútiles, además de antipáticos y antipáticas, sin vocación de servicio ni capacidad de gobierno, como ha quedado demostrado en estos 19 meses de sufrimiento en la ciudadanía.

Por si sirve para el futuro, aunque hace décadas vengo pregonándolo en el desierto, vengo a insistir en la necesidad de que en los contratos de prestación de servicios el departamento de contratación del ayuntamiento de Telde incluya una clausula en el que se garanticen los derechos de los trabajadores, esto es, respetar sus convenios laborales, con rescisión del servicio y sanción por incumplimiento.No confundir con el contrato con la ciudadanía, cuya rescisión será a cargo de la ciudadanía en las próximas elecciones municipales en Telde.

                                                                                

El desgobierno basura de Telde y el desarrollo económico político y social de la ciudad ha ido a menos. No es sólo que hayamos perdido 19 meses, sino que hemos retrocedido una década, con un gobierno infecto, que apesta más que la basura orgánica que está generando la huelga.

En la actualidad son 7 concejales los que asoman el rostro, porque de trabajar y gestionar nada de nada. La banda de Carmen Hernández (a lo suyo no se le puede llamar organización política) se está disolviendo como un azucarillo. El desgobierno basura esconde que una de sus concejalas Marta Hernández está de baja por larga enfermedad. Se ha operado en una delicada intervención quirúrgica, el pasado miércoles día 11 de enero y para va para largo. La banda de Carmen Hernández también oculta que la concejala de Nueva Canarias Natalia Santana que como se sabe tiene su residencia en la isla de Fuerteventura dimitirá en breve, siendo relevada por el actual asesor Abraham Santana, según va diciendo por los bares y antros en Jinámar, información que avanzamos en los digitales Telde Libre y Onda Guanche. No se descarta igualmente que Marta a la que deseo una pronta recuperación también presente su dimisión (lo que sería un ejercicio de responsabilidad política), dando paso a la  siguiente de la lista,  Maria del Carmen López Medina (la conoce sólo su familia), otra desconocida que se incorpora a comer, parasitar y vegetar de la caja del millo en la Comunidad Montepinar de Telde en la banda infecta de la arrolladora.

Telde lleva unos días oliendo a basura orgánica, pero ya son 19 meses los que llevan instalados esta basura política en el ayuntamiento, en el desgobierno mas infecto que haya sufrido la ciudadanía en la historia política de la ciudad. 

Con todo lo peor está por llegar, nuevas sentencias por expropiaciones que engrosaran la deuda municipal que va por 300 millones de euros.

Ya ha llegado la sentencia condenatoria por el caso de la gasolinera REPSOL de Las Remudas y la tiene escondida la arrolladora en su nuevo despacho en la Asesoría Jurídica. Por eso se la arrebató al vicealcalde Alejandro Ramos Guerra, para mangonear esa área personalmente, para esconder las sentencias y prolongar su ejecución, porque la arrolladora está por cuidar su imagen y seguir vegetando de las arcas municipales Prohibido recordar que el 90 por ciento de las sentencias condenatorias que tendremos que pagar con nuestros impuestos los ciudadanos fueron durante la etapa del mismo partido de la todavía alcaldesa de Telde, Carmen Hernández.

                                                                                   
El recibo del agua y de la basura subirá en los próximos meses, para poder seguir pagando a la panda de vividores de políticos basuras que desgobiernan la ciudad (concejales y asesores), a quienes acabamos de pagarles casi un millón de euros, entre nómina y paga extra de diciembre. Un dinero literalmente tirado a la basura.
                                                                             
La alcaldesa acaba de volver a cobrar 9106 euros, al igual que hace unos meses. O sea, que en 4 meses ha cobrado más de 18.000 euros, mientras mas de 18.000 familias siguen en Telde sin vales de comidas y con las neveras vacías. El sueldo y el ego a quién es una caricatura de si misma es la que le aferra al sillón de la alcaldía a Carmen Hernández, quién se ha quitado la máscara tras publicar su patrimonio descubriéndose como una mala administradora de su peculio particular, porque no se entiende que trabajando durante 30 años de profesora, además de estos casi dos años como alcaldesa (63.091,98 euros al año) sus bienes se reduzcan a una pequeña casona antigua, sometida a expediente por disciplina urbanística por irregularidades, y un coche de segunda mano, (con el sueldo de diciembre se pudo haber comprado un coche nuevo). ¿Dice la verdad en algo Carmen Rosa?. ¿Si la arrolladora no es capaz de administrar su patrimonio como podemos confiar en que administre los impuestos de la sufrida ciudadanía?

                                                                     


Confío en el ejercicio de responsabilidad de la oposición municipal en Telde de trasladar una moción a pleno secundando la propuesta de Izquierda Unida Canaria para que se nos descuente del próximo recibo de la basura los días que la empresa no ha prestado el servicio.

Telde dejará a oler a basura orgánica en las próximas horas, porque la empresa se avendrá a pagar los 4 euros al mes por trabajador que es la subida salarial por convenio por lo que luchan en esta huelga sus representantes sindicales (siempre y cuando retrocedan las sanciones a los trabajadores), pero seguiremos sin gestión político oliendo y sufriendo la basura política de un gobierno sin legitimidad que huele a podrido y nos habrá quedado claro que en el desgobierno basura quién detenta la responsabilidad de Limpieza, Eloy Santana es un concejal mentiroso y jediondo, cuyo asesor, el ex concejal de NC Marcos Monzón va diciendo en los cafetines que en cuanto se desconvoque la huelga van a sancionar a FCC (otra mentira, será sólo una cortina de humo), para ir limpiando la imagen del desgobierno basura que ha sufrido un gran desgaste político con esta huelga.