jueves, 6 de julio de 2017

El jefe de la Policía Local vulnera el convenio colectivo y el departamento de personal no actúa al respecto

                                                                         

La penúltima, en relación a la vulneración del Convenio Colectivo de la Policía Local que de manera sistemática viene realizando el Jefe de la Policía Local, Felix Ramos por no cumplir con lo establecido en dicho convenio (de obligado cumplimiento) en lo referente a la publicación, firma y contenido de los cuadrantes de servicios. 



                                                                                 
Así se desprende de los escritos emitidos, tanto por CCOO., como por varios Agentes a título individual en los cuales ponen de manifiesto que el Jefe de la Policía Local Felix Ramos, no cumple lo establecido en los artículos 2.2 y 4.2 del citado Convenio Colectivo, no firmando los cuadrantes de servicio, ni publicándolos en los plazos acordados e incluso modificando la dinámica de cambios de turnos de trabajo estimada de manera mensual, variándola a quincenalmente en periodo de vacaciones, por supuesto favoreciendo a unos y castigando a otros (los que no son sumisos al Jefe o al concejal de Policía) castigándoles donde mas le duele, en sus hijos, o sea en la conciliación familiar, con la complicidad y colaboración necesaria del eterno Jefe de Servicios, o sea, de Paco Martín.

                                                           
Pero si grave el incumplimiento sistemático de las condiciones de dicho Acuerdo por parte del Jefe Accidental Felix Ramos, que conviene recordar tampoco atiende las demandas de Servicios Sociales, también es de traca la falta de atención desde las dependencias de personal del Ayuntamiento de Telde, conocedores de esta situación por las reiteradas denuncias escritas presentadas por varios Agentes, sin que se hayan tomado cartas en el asunto y ni siquiera se dignen a contestar a las denuncias formuladas por los Agentes; en lo que da que pensar que sea un evidente posicionamiento en favor del Jefe de Servicio, pasando por alto los derechos laborales de los Policías y los acuerdos firmados con la administración local que están resultando ser papel mojado, al menos para los agentes no sumisos a las mamarrachadas de la Jefatura de la Policía Local ni al baboseo político.