viernes, 25 de agosto de 2017

Telde incumple la normativa legal de instalar baños químicos en los eventos multitudinarios

                                                                                 
El concejal de Festejos y Seguridad Juan Martel, que evoca al personaje televisivo Coque de la Comunidad de vecinos Montepinar que es en lo que ha derivado el micro Gobierno de laboratorio de Telde (la arrollador emula a Berta) se resiste a instalar baños químicos en los actos de concurrencia masiva, vulnerando de formar fragante las disposiciones legales que pueden consultar en el Boletín Oficial de Canarias, (BOC 2013, artículo 14).


                                                                                     

La Alcaldesa Carmen Hernández (NC) es la máxima responsable de que el concejal Juan Martel  desde su indigencia política y analfabetismo integral siga vulnerando las leyes que nos hemos dado y no haya colocado los baños químicos de obligada instalación en los actos de concurrencia masiva, generando un problema para las miles de personas que acuden a los eventos sin tener baños públicos para hacer sus necesidades fisiológicas, teniendo que hacerlas detrás de coches, contenedores en las esquina de las calles, o intentarlo en los baños de los restaurantes colindantes, lo que ha generado enfrentamiento con los trabajadores al ser de uso exclusivo para los clientes los baños de los establecimientos.  



                                                                           

Conviene recordar que la Alcaldesa Pinocho Carmen Hernández además de incumplir todas sus promesas electorales también se pasa por el arco del triunfo la que formuló en su toma de posesión como alcaldesa en el Salón de plenos, prometiendo cumplir y hacer cumplir fielmente las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y de guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado.


                                                                                
Ya va siendo hora que la oposición exija el cumplimiento de la ley a la Alcaldesa de Telde y en lo sucesivo en los actos públicos se dote de baños químicos los lugares donde se celebren actos multitudinarios, con la dotación que marca la norma, esto es, "por cada fracción de 500 personas se tiene que disponer de cuatro baños públicos, que tendrán que disponer de una cabina inodoro y lavabo por cada fracción de 150 personas". O sea, si en Melenara se realiza un Plan de Emergencia y Seguridad para 30.000 personas se deben disponer un mínimo de 200 cabinas con inodoro y lavabo, como denuncia en su perfil en las redes sociales el colaborador de Onda Guanche, Arístides Rodríguez.