miércoles, 19 de abril de 2017

La necesaria reprobación a la Alcaldesa Pinocho de Telde

                                                                                 
Carmen Rosa Hernández Jorge, la Alcaldesa Pinocho de Telde

La alcaldesa de Telde Carmen Rosa Hernández Jorge tiene que ser reprobada por volver a incumplir un acuerdo plenario, máximo órgano de soberanía de la ciudadanía, ante la insostenible crisis institucional que sufre la ciudad, con un mini gobierno en minoría que desgobierna contra la mayoría.

La ciudadanía sigue sufriendo con un mini gobierno de laboratorio y una oposición incapaz de ser alternativa. La reprobación institucional a la Alcaldesa Pinocho y sus cómplices (CC-y el partido de Martel) debe ser solo el comienzo del cambio. 

Ya toca exigir responsabilidades y la dimisión a un mini gobierno de chapa y a su alcaldesa virtual, que mantiene estrangulado y paralizado el desarrollo económico y social de la ciudad. 

Si quiénes lleva en el sueldo ser alternativa de gobierno no asumen su responsabilidad habrá que convenir que gobierno y oposición la misma mierda son.




                                                                              


El portavoz de Unidos por Gran Canaria Juan Antonio Peña está tardando en consensuar con los grupos de la oposición una reprobación institucional a la Alcaldesa Pinocho de Telde, Carmen Hernández, seguir insistiendo en que se reponga a las trabajadoras despedidas en sus puestos de trabajos, como garantizó el pleno, precisamente gracias a la moción de Unidos y del PP y seguir insistiendo que la arrolladora salga de su trinchera, rectifique y pida perdón a la corporación y a las trabajadoras despedidas del Centro de Taliarte.


                                                                                    
La ciudadanía que lleva sufriendo dos años las patrañas y mentiras de la alcaldesa Carmen Hernández y sus cómplices (CC y el partido familiar de Martel) tendrá la oportunidad de castigar a esta banda en las urnas. 

GOBIERNO Y OPOSICIÓN LA MISMA MIERDA SON . . .

Quiero creer  que se trata de la inexperiencia política de la bancada de la oposición el que se esté convirtiendo por su inacción, en colaboradores necesarios del sufrimiento de una ciudadanía con un mini gobierno en minoría que agoniza, sin capacidad de gestión, con el Ayuntamiento paralizado y en crisis institucional permanente. 

No quisiera pensar que como dijo el portavoz de Telde Responde Arístides Rodriguez en Radio Aventura que: "La oposición  no es capaz de asumir su responsabilidad de ser alternativa de gobierno porque es rehén del empresario Julian Gómez del Castillo

En ninguna ciudad de España se ha dado el caso de Telde, que una oposición de 17 concejales, frente a una minoría de 10 (con más de dos años por delante de mandato) no sea capaz de constituirse en alternativa, que es lo que en definitiva es la oposición, en cualquier institución democrática. 

La labor de la oposición además de control y fiscalización es ser alternativa. Si no es capaz de serlo, son tan inútiles como quiénes se atrincheran con su complicidad en el machito. 

Gobierno y oposición la misma mierda son.

DE AQUELLOS BARROS ESTOS LODOS


Lo que mal comienza mal acaba. En Telde quienes hacemos información libre e independiente comprometida con la verdad y no estamos en nómina del desgobierno de Telde llevamos muchos denunciando la manifiesta incompetencia de la alcaldesa y su gobierno de chapa.



El decano de los periodistas y veterano locutor David Hatchuell en declaraciones que pueden escuchar en formato audio realizada en noviembre del año pasado, dijo sentirse decepcionado con la alcaldesa de Telde el quinto mes de gobierno cuando todavía gobernaba con Más por Telde y el PSOE y los concejales de CC por entonces en la oposición, con los que ahora se ha alineado a quién la concejala Gloria Cabrera tachaba a Carmen Hernández y a su organización política NUEVA CANARIAS, de "facistas 



TELDE TIENE SOLUCIÓN: DESPOJAR DEL GOBIERNO A LA ALCALDESA PINOCHO Y SU CÓMPLICES.

De aquellos barros son estos lodos quedándonos claro que Telde tiene solución: despojar del gobierno a quiénes han retrocedido el desarrollo económico y social de la ciudad. Telde sigue sufriendo un gobierno de laboratorio en minoría y crisis permanente, en la improvisación, desde la indigencia de concejales y asesores torpes, inútiles y vagos en una manifiesta incapacidad de gestión.

Un desgobierno que no sólo no ha gestionado, sino que ha conseguido aumentar el sufrimiento de la ciudadanía, el paro y la pobreza, perdiendo millones de euros en proyectos y subvenciones para Servicios Sociales y la creación de puestos de trabajo.
 

Un gobierno de laboratorio que vuelve a estar en minoría, gobernando contra la ciudadanía. De profesor a profesora le recuerdo a Carmen Hernández que cuando en un aula suspende más del 50 por ciento de los alumnos el problema es del profesor/a. En Telde el nivel de suspenso es del 80 por ciento.

Del "buen gobierno" a gobernar contra la mayoría. La mayoría de la corporación que representa la soberanía popular.

                                                                               


Telde no aguanta más.