lunes, 4 de febrero de 2019

El cambio político en el sureste hace escala este martes en ONDA GUANCHE RADIO

Este martes día 5 de febrero comparten mesa y micrófono en ONDA GUANCHE RADIO dos líderes políticos sureños llamados a articular el cambio y la regeneración en los municipios de Santa Lucia de Tirajana y San Bartolomé de Tirajana: Rufino Pérez (Ciudadanos) y Paco Oliva (Todo por San Bartolomé).

Más que palabras el programa que dirige Florentino López en el 89.2 de la calle de la FM pasará revista este martes, y en redifusión el jueves 7 de febrero, de 17 a 19 horas la actualidad económica, política y social de los municipios sureños desde la óptica ciudadana, con entrevistas a tumba abierta a los dos líderes políticos cuya responsabilidad histórica es llevar el cambio y la regeneración a sus municipios. 

El diario digital Onda Guanche ofrecerá posteriormente a sus lectores y oyentes las entrevistas en formato audio y las transcripciones en forma de información, con el efecto multiplicador de su publicación en redes sociales y grupo de difusión. 



En el caso de Santa Lucia de Tirajana  el cambio político es una imperiosa necesidad acabar con una tiranía totalitaria de un secta política infecta con sus cómplices y colaboradores necesarios, los cornetas y tambores que con la banda sectaria de Nueva Canarias han retrocedido al municipio en su avance y desarrollo, emulando en sus comportamientos y aptitudes a los régimen venezolano y cubano, a cuyos dictadores rinden pleitesia y subvenciona con cientos de miles de euros del dinero del municipio de Santa Lucia mientras la ciudadanía que sufre a Dunia y a su equipo de coros y danzas quiénes pagan sus impuestos, se les recorta los servicios y se les sube los impuestos.  


                                                                                 

El 26M será un día histórico en Santa Lucia de Tirajana cuando tras 40 años de tiranía y dictadura, de nepotismo, enchufismo y corruptelas de los gobiernos "necionalista" con sus metamorfosis y cambios de nombres y estampitas (Asamblea de Vecinos, Asamblea Canaria Nacionalista, Coalición Canaria y Nueva Canarias) y se devuelva el poder municipal a sus habitantes, con un gobierno de salvación municipal de amplio espectro y representación social y vecinal mandando a la oposición a quiénes tanto daño y sufrimiento han generado a Santa Lucia, y a quiénes llevan décadas luchando contra esas políticas mercernaria, entre otros, el propio líder de Ciudadanos Rufino Pérez que ha sufrido junto con su familia una caceria despiadada y canañesca, por lo que le vengo a reconocer el gesto de generosidad cediendo su puesto en la candidatura al Ayuntamiento para ir al gobierno insular, con el gran objetivo de devolver  el Cabildo a los 21 municipios y la democracia a la institución que está siendo usurpada por Antonio Morales, que sólo ha venido ayudando a los suyos, siguiendo las instrucciones de su jefe Carmelo Ramirez, pasando por la piedra a quiénes le descubrían sus chanchullos, como pueden ver y escuchar en los vídeos que se adjunta, limitaciones e incapacidad política de una casta política de vagos y maleantes que sólo favoroce a los suyos, con chanchullos y pelotazos, los mismos tics que Paco Santiago o Carmen Hernández en Telde (Paco gobierna, Carmen reina) y Dunia en Santa Lucia, escondida tras el despacho y el coche oficial, porque confiesa no tener tiempo para atender a los vecinos. 


                                                                         
                                                                                   
En San Bartolomé de Tirajana el empresario Paco Oliva quiere devolver a su municipio el estado del bienestar, con un cambio real que devuelva a San Bartolomé de Tirajana al siglo XXI, garantizando los servicios básicos, además de poner en marcha planes de formación para activar el empleo para bajar el galopante indice de parados (20%), un plan de viviendas sociales, entre otros grandes ejes que los vecinos están conociendo en formato papel con la distribución de 20.000 octavillas, puerta a puerta, bloque a bloque, barrio a barrio, vecino a vecina.