domingo, 7 de abril de 2019

La falta de baños químicos y la escandalera de las carrozas dejan un sabor agridulce de la Cabalgata del Carnaval de Telde



Un año más la alcaldesa de Telde Carmen Hernández y el concejal de Festejos Juan Martel que decía que lo importante son las personas se resiste a instalar baños químicos en los actos de concurrencia masiva, como fue la Cabalgata del Carnaval de Telde con mas de 20.000 participantes a lo largo del recorrido, vulnerando de formar fragante las disposiciones legales que pueden consultar en el Boletín Oficial de Canarias, (BOC 2013, artículo 14).

                                                

La Cabalgata del Carnaval de Telde 2019 nos deja con el saber agridulce del malestar vecinal por la escandalera de las carrozas al finalizar la Cabalgata: "Porqué no ponen la escandalera al lado de las casas de Carmen Hernández y de Juan Martel" ironizan los vecinos en una denuncia a ONDA GUANCHE.


La historia se repite 

No es la primera vez que la alcaldesa Carmen Hernández se pasa por el forro la normativa que obliga a la instalación de baños químicos en los actos de concurrencia masiva, propiciando que los miles de asistentes a los diferentes actos multitudinarios tuvieran que hacer sus necesidades biológicas en aceras, portales de edificio y en las ruedas de los coches. Ocurrió en la Cabalgata de Carnaval del sábado día 6 de abril. Las mas de 20.000 personas que acompañaron a las carrozas tuvieron que hacer sus necesidades fisiológicas en la vía pública, como pueden ver en la foto que se adjunta. Un espectáculo poco edificante si se tiene en cuenta que el alquiler de un baño químico es de 50 euros por día. 

                                                                             


                                                                                

En Aguimes, por ejemplo, donde también gobierna la secta de NC (Nuevos Corruptos) en la "Vará del Pescao" un acto que congrega igualmente a unas 20.000 personas se instalan OCHENTA (80) baños químicos

En Telde se despilfarra en dinero en medidas de seguridad innecesarias como la contratación de un helicóptero para vigilar los carnavales desde el aire (una excursión aérea para los amigos de la alcaldesa y el concejal de Festejos), mientras los miles participantes a los actos multitudinarios buscan meaderos y cagaderos en esquinas y portales de bloques, por no disponer de un baño químico a lo largo del recorrido de la Cabalgata del Carnaval parisino de Telde. 

Lo triste es que la historia se repite, un año, el otro, en los actos de concurrencia masiva. 

Malestar vecinal por la escandalera de las carrozas al finalizar la Cabalgata del Carnaval de Telde

Los vecinos de las ramblas de Pedro Lescano, junto a los sectores de El Roque, el Cascajo y San Gregorio manifestaron a ONDA GUANCHE su gran malestar por los ruidos y música que tuvieron que soportar al finalizar la cabalgata.

Al parecer, al alcaldesa Carmen Hernández (NC) y el concejal de Festejos, Juan Martel, decidieron utilizar el lugar para que los participantes en la carrozas continuarán con su fiesta. Según los vecinos, llamaron a la Policia Local hasta 10 veces, sin conseguir nada.

Después de varias llamadas, al parecer, la Policia Local les informó que tenían autorización para estar en el lugar hasta las 01.00h.


Esta acción ha indignado a los vecinos que se preguntan "por qué no ponen la escandalera al lado de sus casas" haciendo referencia a Carmen Hernández y Juan Martel.